Buscar

#YoMeQuedoEnCasa

David Viñolo, compañero de la delegación de Barcelona, nos propone El lobo Estepario de Hesse para hacer más amena está reclusión en nuestros hogares.

De fondo suena Vangelis, Le pettite fille de le mer, y aquí fuera hace un poco de fresco, pero tengo un café caliente que me anima el cuerpo. Veo salir el sol entre los edificios de la calle vacía, nadie se ve circular ni pasear, y eso está bien.

Hace muchos años, uno de mis hermanos me recomendó leer un libro determinado, yo intenté hacerlo mas no pude pasar de las primeras páginas. Tiempo después, quizá un par de años, volví a intentar leer tal manuscrito, con el mismo resultado, así que decidí olvidarme de ese título. Pero la vida parece ser caprichosa, puesto que un día navegando por Internet me topé con un artículo titulado “Sólo para locos”, en acabar ese texto que tanto me había gustado, me di cuenta que era un homenaje al libro que yo había querido olvidar, El lobo estepario.

Como soy un tipo bastante maníatico, sé que la primera vez que lo leí fue en febrero de 2005, tenía entonces yo 24 años. Luego más tarde lo volví a leer en septiembre de 2011, contando ya 31 años. El tiempo pasa muy deprisa, parece volar como los monos que envíaba la bruja mala del oeste contra Dorothy y sus amigos.

_Sólo para locos. _Le decía yo a una chica, devoradora de letras, que tiempo atrás me había recomendado, con mejor intención que atino, Allen Ginsberg y Alfonsina Storni. Pero ella supo de qué libro se trataba; y lo buscó; y lo leyó; y le gustó, o al menos eso me dijo.

Mostramos una exquisita educación con nuestros vecinos: _buenos días. _nos decimos con cortesía. Pero a veces sentimos apatía por todo en general. Vivimos mecánicamente, ya sin ánimo de buscar para encontrar. Pero como dije antes, la vida parece ser caprichosa, y debajo de las piedras, o más allá de nuestra fría mirada podemos toparnos con respuestas, con respuestas a preguntas que no nos habíamos formulado. Y eso es bueno, tan bueno que es necesario.

Creo que marzo de 2020 es un buen momento para leerlo por tercera vez, cuando ya cuento 39 años.

El autor, Hermann Hesse (cuya “e” final sí se pronuncia), tiene otros libros muy interesantes, como Siddharta y Demian. Recuerdo que uno de los cumplidos más bonitos que me han regalado fue de una amiga, que hace ya más de quince años me dijo que yo le recordaba a Demian. Curioso me parece. El radiofonista Albert Malla siempre formula al aire la siguiente cuestión: _¿te acuerdas del niño que fuiste? ¿estaría ahora orgulloso del hombre en que te has convertido?. _La pregunta produce miedo, ¿verdad?

David Viñolo

19 de marzo de 2020

0 vistas

RRPP / T 914.123.456 / F 914.123.456 / info@misitio.com / © 2023 por RRPP.  Creado con Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now